En una ciudad como Caracas, conocer las leyes de tránsito no es suficiente, sobre todo porque las políticas viales municipales no han sido lo suficientemente duras como para imponer el respeto por dichas leyes y, por extensión, por los otros conductores y, sobre todo, por el peatón.

Aquí van algunos tips, dirigidos principalmente a los noveles aspirantes al volante, pero que hacemos extensivos a todos aquellos que incursionan en el caos del tráfico caraqueño o de cualquier gran ciudad venezolana.

1. Conduce a la velocidad adecuada para cada ocasión. Conducir a una velocidad excesiva siempre conlleva el riesgo de una menor capacidad de respuesta al poner en práctica nuestros reflejos. Igualmente, manejar demasiado despacio por una vía rápida puede poner en peligro nuestra vida y la de los demás.

2. Usa el Cinturon de Seguridad. No es un capricho de los fabricantes de vehículos ni del inventor del sistema, se han invertido innumerables horas de investigación y, está demostrado que su uso disminuye considerablemente los daños físicos a la hora de un choque.

3. Prefiere vehículos con el sistema Airbag. Consiste en una bolsa de aire que se activa automáticamente cuando se detecta una colisión y que, reduce la posibilidad de traumatismos mayores en un accidente.

4. Usa los espejos retrovisores. Estos son quizá los mejores aliados de un conductor, sobre todo si se saben ajustar. Una forma efectiva es, colocando los retrovisores laterales un poco abiertos hacia el exterior del vehículo, de manera que se tenga un mayor campo visual. El espejo central debe estar igualmente bien centrado para que compense el espacio inmediatamente posterior al vehículo. El chequeo constante de los tres espejos, brinda seguridad al conductor, especialmente al conducir por autopistas o carreteras.

5. Coloca las luces de cruce. Esta es una norma de las más básicas y de las menos practicadas al mismo tiempo por algunos conductores. Avisar con tiempo nuestra intención de girar a la izquierda o a la derecha siempre será agradecido tácitamente por aquellos que nos siguen.

6. Utiliza las luces de seguridad (intermitentes). Además del uso regular que se les da para notificar que estamos detenidos en una zona de circulación cuando estamos accidentados, por ejemplo, también sirven para reforzar el aviso de que el tráfico delante de nosotros se está deteniendo. Esto puede dar a los conductores que nos siguen, tiempo suficiente para frenar y a su vez para avisar a los que los siguen a ellos, pudiendo evitar accidentes que lamentar.

7. No te pegues demasiado al vehículo de adelante. Esta precaución permite que, al momento de un frenazo brusco del vehículo que va adelante, se tenga el espacio suficiente para frenar con seguridad o maniobrar, según sea el caso.

8. Cuidado con los motorizados. Los conductores de motos están por todas partes, incluso en las autopistas, y no es infrecuente verlos transitar por calles en sentido contrario y saltándose los semáforos.

9. Evita distracciones innecesarias. Cuando necesites buscar algo en la guantera de tu vehículo o en los bolsillos de tu chaqueta, no lo hagas mientras conduces.

10. No hables por celular, a menos que utilices el sistema manos libres. Según algunos estudios serios, está demostrado que hablar por teléfono mientras se conduce ha incrementado considerablemeta la tasa de accidentes automovilísticos.

11. Por último, procura no distraerte conversando con alguno de tus pasajeros. Puedes hacerlo, pero siempre pendiente de la vía.